24 julio 2013

Un cuento chino.

Un joven atormentado por pensamientos angustiosos y recurrentes le preguntó a un reconocido maestro:

- Si para hacer vida necesitamos vestirnos, si para subsistir necesitamos comer... ¿Cómo podemos escapar a la exasperación de tener que vestirnos una y otra vez, de tener que comer todos y cada uno de los días?



- Vistiéndonos y comiendo -respondió, tranquilamente, el maestro.

- No os entiendo -dijo el joven.

-Pues entonces vístete y come.

1 comentario:

Rodrigo García Carmona dijo...

Cuánto saben estos chinos.