07 marzo 2012

No se puede hacer más lento.

O, en mi caso, no se puede hacer más rápido... Un sketch repentino de los míos...


Hace muy poco pude ver, a su paso por Madrid, a René Lavand, el fantástico mago. He aquí un bosquejo basado en ese hombre misterioso y artista excepcional.

2 comentarios:

WOLFVILLE dijo...

Gran inspiración para un gran dibujo, como suele suceder por aqui.

Hoy encontrará lo opuesto al gafapastismo en mi blog, señor Miguez. Jajaja! Espero sea de su agrado ;)

Saludos.

Roberto D.G. dijo...

Una gran ilustración y un personaje memorable, digno de novela de misterio. Genial Lavand.